Que difícil es empezar a escribir un libro, sobre todo cuando éste trata de tu  persona, de tu alma, de tu vida y, más difícil aún, cuando tienes que ir intercalando  vivencias personales en las que,  inevitablemente, van a aparecer sucesos, acontecimientos…

Vivencias en las que participarán  otras personas que no sabes cómo van a reaccionar cuando lean estas líneas, ni cómo las van a interpretar.

Pero creo que en la vida que hemos decidido vivir, NO HAY CASUALIDADES.

Todo estaba pactado ya cuando decidimos aceptar esta experiencia en el  maravilloso planeta que es nuestra grandiosa MADRE TIERRA.

 

contacto